La Sinusitis

Se denomina sinusitis a la inflamación de la membrana de los senos paranasales, que son cavidades huecas que se encuentran a cada lado de la nariz. Es una infección producida por virus, bacterias o alergias.

Causas

Algunas de las causas más comunes que pueden causar esta enfermedad son:

  • Un resfriado que dure mucho tiempo
  • Alergias
  • Por tener el tabique nasal desviado, en este caso se tendría que valorar una intervención quirúrgica.
  • Actividades de riesgo, como el buceo, la escalada, etc.

Síntomas

  • Taponamiento de la abertura de los senos paranasales de la nariz a causa de las bacterias u hongos que se suelen multiplicar bastante rápido.
  • Congestión y secreción nasal
  • Tos (sobre todo al acostarse)
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Dolor de cabeza

Tipos

  • Se le denomina aguda cuando su duración es de tres a cuatro semanas
  • Se considera crónica cuando su duración es de más de cuatro semanas

Tratamiento

Igual que cualquier otra enfermedad, es aconsejable visitar a nuestro médico (normalmente será un otorrinolaringólogo) que nos pondrá el tratamiento adecuado a nuestro caso que en algunos casos puede estar basado en antibióticos.

Remedios caseros

Como ya hemos comentado, aconsejamos acudir a tu médico en caso de padecer sinusitis, sin embargo, puedes tratar algún de los siguientes remedios después de haber consultado con un especialista.

  • Inhalar vapores de agua al que se habrán puesto unas gotas de eucalipto. Esto reduce la inflamación y ayuda a descongestionar la mucosidad de la nariz. Las personas que padecen del corazón no se aconsejan poner aceite de eucalipto.
  • Suero fisiológico. Se pueden comprar en farmacias o en herbolarios.
  • Tomar mucha agua u otros líquidos, estos ayudan a que la mucosidad se diluya mejor y poder sacarla más fácilmente.

Puedes encontra mas Remedios para la sinusitis en esta página web

Consejo

Es importante no abusar de las gotas descongestionantes que se ponen dentro de la nariz ya que pueden llegar a producir el efecto contrario: que se inflamen los senos paranasales.

El Asma

El asma es una enfermedad crónica relacionada con el aparato respiratorio. Se puede presentar en todas las edades aunque se da con mayor frecuencia durante la infancia. Básicamente se trata de la inflamación de los conductos respiratorios lo que nos provoca que tengamos una dificultad al respirar.

El asma actualmente no tiene curación, pero con el tratamiento médico adecuado se puede tener una vida completamente normal.

Síntomas

Los síntomas que produce la enfermedad pueden ser varios:

  • Silbidos al respirar.
  • Presión en el pecho.
  • Tos con o sin flama (con mayor frecuencia durante la noche al acostarnos).
  • Ataques de tos en cualquier momento. Puede aparecer repentinamente y también desaparecer de golpe. Su duración es indeterminada y podría llegar a ser peligroso si no nos llega la suficiente cantidad de aire a los pulmones.

Hay síntomas del asma que pueden ser graves en los que hay que acudir inmediatamente al médico o a urgencias ya que podría ser necesaria la asistencia para respirar ayudado con oxígeno:

  • En el caso de que se pongan los labios azulados
  • Somnolencia
  • Muchas dificultas para respirar
  • Ansiedad al no poder respirar
  • Mucha presión en el tórax
  • Etc.

Pruebas

Las pruebas médicas que se realizan para determinar si un paciente padece de asma, pueden ser varias:

  • Con un estetoscopio con el que escuchar el pecho del paciente en busca de silbidos o ruidos al respirar.
  • Con un análisis de sangre para determinarlo.
  • Mediante radiografías del tórax.
  • O con la ayuda de un espirómetro y un potenciómetro que transforman el aire soplado en energía eléctrica dándonos los resultados en forma de métricas que determinan la capacidad de los pulmones.

Tratamiento

El médico decidirá para cada paciente el tratamiento más adecuado tratando de encontrar y eliminar lo que desencadena el ataque de asma.

Medicamentos

Para prevenir los ataques de asma se suelen recetar los esteroides inhalados, su función es que no se inflamen las vías respiratorias. También se utilizan corticoides inhalados. De hecho, hay inhaladores que tienen los dos medicamentos y son muy fáciles de usar.

Se suelen tomar antes de hacer ejercicios físicos , para prevenir y actúan muy rápido.

La Otitis

Antes de explicar qué es la otitis, veamos de qué está compuesto nuestro oído.

El oído

El oído está compuesto por tres partes:

  • El oído externo está formado por el pabellón auricular y el conducto auditivo externo.
  • El oído medio es una cavidad llena de aire que contiene una cadena de tres huesos: el martillo el yunque y el estribo.
  • El oído interno está situado en el hueso temporal del cráneo, el cual contiene los órganos de la audición y del equilibrio.

¿Qué es la otitis?

Es la inflamación del oído medio. Es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes en los niños. Se clasifica según su localización en:

  • Otitis externa que es la inflamación del conducto auditivo externo.
  • Otitis media que es la inflamación del oído medio.

Causas

Las causas pueden ser varias. Tiene su origen en las infecciones bacterianas de las vías respiratorias, por acumulación de mucosidad o por consecuencia de algún catarro. Las bacterias llegan al oído medio a través de las trompas de Eustaquio (que es el conducto que comunica el oído medio con la rinofaringe) y producen el mal funcionamiento.

Los gérmenes más frecuentes en los niños son el Sterptococcus Pneumóniae y Staphylococcus areus.

Síntomas

La otitis media empieza con dolor punzante en un oído o en los dos.

Los síntomas y molestias de corta duración se denominan agudas que suelen durar de una a tres semanas y la subaguda que suele durar de 0 a tres meses.

El primer síntoma es que se tiene una sensación de taponamiento, se oye uno mismo al hablar y se nota una pérdida auditiva sin llegar a ser total.

En el caso de los niños es corriente que se lleven las manos a la oreja en exceso. Tener problemas de audición, dolor, fiebre, irritabilidad, vértigo, etc. Los adultos tienen síntomas parecidos como dolor de oídos, problemas de audición, sensación de presión, fiebre, mareos, náuseas...

En los niños la edad propensa para padecer otitis es entre 0 y 7 años, pero se puede tener en cualquier edad. Las estaciones más propensas suelen ser otoño e invierno.

En la otitis media crónica supurativa a veces sale secreción del oído y se llama otorrea. Debido a la aparición de líquido dentro del oído medio la pérdida de audición puede ser más pronunciada por la falta de aireamiento.

En los bebes la aparición de los dientes favorece la otitis, aunque se desconoce la causa de este hecho.

Diagnóstico

La otitis media se diagnostica con una exploración otoscópica, que se hace con un aparato llamado otoscopio que tiene una luz, una lupa y un juego de conos. El médico otorrinolaringologo introduce el aparato en el oído para oscultarlo.

La realización de una otoscopia neumática es importante para determinar la movilidad de la membrana del tímpano, En la otitis media aguda se presenta enrojecida la membrana timpánica.

Tratamiento

El tratamiento de la otitis es individual para cada paciente descrito por su médico de cabecera o por el medico otorrinolaringólogo. Dependiendo de si es una infección por bacterias, o si es vírica. Puede incluir gotas óticas, antibióticos orales, antibióticos inyectados, analgésicos, antiinflamatorios y también pueden asociarse con mucolíticos, según la recomendación del médico a cada paciente.

Para reducir el dolor se puede aplicar calor seco en el oído. Es muy importante cuidar la higiene nasal. El paciente suele mejorar a los dos o tres días pero si se tiene secreción en el oído medio puede durar varias semanas.