La Otitis

Antes de explicar qué es la otitis, veamos de qué está compuesto nuestro oído.

El oído

El oído está compuesto por tres partes:

¿Qué es la otitis?

Es la inflamación del oído medio. Es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes en los niños. Se clasifica según su localización en:

Causas

Las causas pueden ser varias. Tiene su origen en las infecciones bacterianas de las vías respiratorias, por acumulación de mucosidad o por consecuencia de algún catarro. Las bacterias llegan al oído medio a través de las trompas de Eustaquio (que es el conducto que comunica el oído medio con la rinofaringe) y producen el mal funcionamiento.

Los gérmenes más frecuentes en los niños son el Sterptococcus Pneumóniae y Staphylococcus areus.

Síntomas

La otitis media empieza con dolor punzante en un oído o en los dos.

Los síntomas y molestias de corta duración se denominan agudas que suelen durar de una a tres semanas y la subaguda que suele durar de 0 a tres meses.

El primer síntoma es que se tiene una sensación de taponamiento, se oye uno mismo al hablar y se nota una pérdida auditiva sin llegar a ser total.

En el caso de los niños es corriente que se lleven las manos a la oreja en exceso. Tener problemas de audición, dolor, fiebre, irritabilidad, vértigo, etc. Los adultos tienen síntomas parecidos como dolor de oídos, problemas de audición, sensación de presión, fiebre, mareos, náuseas...

En los niños la edad propensa para padecer otitis es entre 0 y 7 años, pero se puede tener en cualquier edad. Las estaciones más propensas suelen ser otoño e invierno.

En la otitis media crónica supurativa a veces sale secreción del oído y se llama otorrea. Debido a la aparición de líquido dentro del oído medio la pérdida de audición puede ser más pronunciada por la falta de aireamiento.

En los bebes la aparición de los dientes favorece la otitis, aunque se desconoce la causa de este hecho.

Diagnóstico

La otitis media se diagnostica con una exploración otoscópica, que se hace con un aparato llamado otoscopio que tiene una luz, una lupa y un juego de conos. El médico otorrinolaringologo introduce el aparato en el oído para oscultarlo.

La realización de una otoscopia neumática es importante para determinar la movilidad de la membrana del tímpano, En la otitis media aguda se presenta enrojecida la membrana timpánica.

Tratamiento

El tratamiento de la otitis es individual para cada paciente descrito por su médico de cabecera o por el medico otorrinolaringólogo. Dependiendo de si es una infección por bacterias, o si es vírica. Puede incluir gotas óticas, antibióticos orales, antibióticos inyectados, analgésicos, antiinflamatorios y también pueden asociarse con mucolíticos, según la recomendación del médico a cada paciente.

Para reducir el dolor se puede aplicar calor seco en el oído. Es muy importante cuidar la higiene nasal. El paciente suele mejorar a los dos o tres días pero si se tiene secreción en el oído medio puede durar varias semanas.